Energía

14 febrero 201719 junio 2017

“Estamos experimentando un gran cambio de todo el modelo energético derivado fundamentalmente de dos grandes revoluciones. La primera es la transformación digital que está afectando a todos los modelos de negocio, en todos los sectores. Aquí entran tecnologías como Big Data, IoT-internet de las cosas, Inteligencia artificial-AI, impresiones en 3D, drones, realidad virtual… que pueden tener un efecto multiplicador y las empresas se preguntan cómo estas nuevas tecnologías pueden aportar valor en este nuevo contexto. La segunda, que corre en paralelo y también con factor multiplicador, llega de la propia transformación del sector energético que vive una segunda revolución, específica del sector, con la llegada de las nuevas tecnologías como las células fotovoltaicas o el almacenamiento de energía. Así que la combinación de estas dos grandes revoluciones supone la oportunidad de reescribir el modelo energético completamente, dotándolo de mayores eficiencias y mucho más respetuoso con el medio ambiente”.

Así se manifiesta Ignacio Madrid, autor del capítulo del libro dedicado a la industria energética y blockchain (“Un nuevo modelo energético innovado a la vista”), en esta entrevista mantenida con Alex Preukschat. En el video, Madrid nos cuenta cómo va a ser ese modelo energético del futuro, donde Blockchain, por sus características intrínsecas puede tener un papel fundamental. Ese modelo futuro “va a ser descentralizado, flexible y optimizado”, donde los generadores y productores serán “más pequeños y más numerosos, descentralizados y van a estar más cerca del lugar de consumo”. Y el propio consumo también experimentará un cambio radical porque “el cliente va ser mucho más pro activo en sus demandas y podrá también operar directamente en el mercado”. De esta forma dejará de ser un mero observador para convertirse en un agente mucho más activo, dentro de un nuevo “modelo mucho más automatizado flexible y repartido entre clientes y generadores”. De hecho, porque podría llegar a desarrollarse una identidad digital asociada al cliente que pudiera “desvincularle del contador de su casa y consumir energía donde quiera que se encuentre”

Por lo tanto, parece evidente que hay un problema al actual modelo de gestión energético, “ahora existen pocos operadores manejando un volumen inmenso de transacciones en un mercado un tanto cerrado”, y como ya hemos mencionado, de ahí, pasaremos a un mercado de miles de nuevos actores que no sólo van a vender la energía generada, también podrán almacenarla, en un escenario más flexible y con otros añadidos cosas diferentes que no permite el actual modelo. “Con el sistema tradicional es imposible” porque, entre otras cosas existen unos costes asociados a cada una de las transacciones que son muy elevados. Si multiplicamos por miles las transacciones por nuevos actores en el mercado tenemos un problema de sostenibilidad del sistema. Por eso hay que replantearse como va a ser esa gestión centralizada actual de cada uno de los actores del sector energético”.

Y aquí es donde podría entrar con fuerza la tecnología Blockchain que, entre otras cosas, “podría incorporarse a estas mejoras con el acceso a la información de los contadores y contratos inteligentes que reduzcan costes asociados al sistema energético”, trabajando en tiempo real para liquidar las operaciones. Y ya existen modelos pilotos y experimentales funcionando de esta forma, algunos de los cuales cita a lo largo de la entrevista.

IGNACIO MADRID BENITO

Ingeniero industrial del ICAI, experto en tecnología e innovación en el sector energético. Ha trabajado con las principales eléctricas tanto en España como a nivel internacional empujando siempre nuevos modelos de negocio y de colaboración con startups. Actualmente es Director en el área de Digital de Everis, responsable del área de Utilities donde propone aplicaciones concretas de Blockchain a los principales agentes del sector.