ONG

14 febrero 201722 junio 2017

Para Íñigo Molero Manglano, la tecnología Blockchain puede revolucionar por completo el tercer sector “y conducirnos a un escenario completamente diferente” a lo que conocemos hoy día. Y eso sólo es posible gracias a las propias características inherentes a la blockchain.

En el siguiente video Íñigo Molero charla con Alex Preuschat sobre alguno de los puntos que toca en su capítulo del libro: “Las ONG´s y la blockchain”. Para Molero, la idiosincrasia propia de este tercer sector –que no es público ni privado pero que adopta elementos de ambos para desarrollar actividades sin ánimo de lucro- puede favorecer una rápida implantación de la blockchain e irrumpir en este sector antes de lo que pensamos. “Cualquier innovación tecnológica que se consolide con éxito tanto en la administración pública como en la empresa privada podría ser incorporada al mundo de las ong´s sin mayores inconvenientes”. Y no sólo eso, además los entes del tercer sector podrían desarrollar iniciativas propias, bien de forma privada u otras colaborativas. Una de estas, que destaca como “muy interesante” es la posibilidad de crear plataformas blockchains para gestionar esas grandes catástrofes naturales que suelen concitar una respuesta solidaria a nivel internacional. Todas esas ayudas recibidas para paliar los efectos de grandes catástrofes naturales, bien en forma de dinero, maquinaria u horas de trabajo, quedarían “registradas” de forma fehaciente, optimizándose así los procedimientos actuales. En esa blockchain creada al efecto, podrían registrarse, todas aquellas necesidades a corto, medio y largo plazo, y realizar un seguimiento cierto del destino de las ayudas recaudadas. Desde el origen al destino final.

Porque, además, con Blockchain se inaugura “un nuevo escenario”, como es la posibilidad de materializar micro-donaciones, y que cualquiera persona pudiera donar decenas de céntimos de euro, las 24 horas del día, 7 días a la semana. “Así, campañas de sensibilización difundidas en las redes sociales, podrían tener un retorno económico y generar nuevos recursos a estas entidades”. Pero la transparencia a la que hace mención Molero, va “más allá” porque podría inaugurarse “una nueva relación entre los mandos directivos y sus asociados” o entre aquellos y los posibles donantes o patrocinadores. “Ahora, las decisiones de las Juntas Directivas podrían quedar registradas y asociados y simpatizantes realizar un seguimiento y elevar el nivel de exigencia”.

Esta transparencia va ligada a otro concepto que destaca Molero: la imagen. “Con la adopción de Blockchain, adoptas también una imagen” y en este sentido, aquellas que antes se incorporen tendrán ese valor añadido. “Entre dos entidades que tengan los mismo fines, es casi seguro que todos optaríamos por apoyar aquella que sustente sus procedimientos en la blockchain” porque ya no habría que depositar nuestra confianza “en terceras personas”. Con blockchain, “ahora nuestra confianza la depositamos en la criptografía y las matemáticas”.

Molero finaliza con una recomendación a los entes que componen el tercer sector, acercarse con curiosidad a este nuevo universo tecnológico “y comprender muy bien cómo funciona blockchain y qué propone”. Sólo entonces es posible identificar bien dónde podría incorporarse y dónde no.

IÑIGO MOLERO MANGLANO

Licenciado en Derecho y Periodismo. Consultor en comunicación y tecnología Blockchain. Muchos años ligado al tercer sector como dircom de ONG´s y de Redes de Asociaciones Internacionales. Ha participado también en distintos proyectos europeos, auspiciados por la Comisión Europea, liderando las tareas de comunicación. Colaborador y analista en OroyFinanzas.com.